jueves, 3 de mayo de 2007

Declaración de intenciones

Hola, despistado lector. Estoy convencido de que no querías pasar por aquí, pero un despiste fortuito te habrá hecho llegar a este lugar. Eso me parece bien, la casualidad dicta nuestros actos más de lo que queremos admitir, así que siempre es bueno dejarse llevar por el azar.
Aquí encontraras sesudas reflexiones acerca de nada, y en general todo aquel pensamiento incoherente que se me ocurra. La idea de partida es muy simple (eso está bien, uno es bastante simple en el fondo): escribir todo aquella cosa que se me pase por la cabeza, aquellos pensamientos que se quedan acechando en las esquinas de lo cotidianamente razonable, y que nadie en su sano juicio querría pensar, mucho menos leer. Esas chorradas vacías o totalmente trascendentes, que en el fondo no importan a nadie, puede que ni siquiera a mi.

Pues bien, todo eso, y mucho más (o mejor dicho, nada más), es lo que encontraras aquí. Si lo encuentras de tu agrado, me daré por satisfecho; si no te gusta nada de lo que has leído o leerás...piensa que no son más que los desvaríos de otro loco.

Ah, me olvidaba. Debería añadir algo parecido a un "aviso para navegantes"... como esto: al ser este un experimento personal, que ha empezado más como coña marinera con tres buenos amigos que como intento de que esto sea algo serio (minimamente parecido a algo serio), carece por completo no ya de dirección sino de sentido. Y no sólo sentido de la dirección, adolece también de cualquier tipo de coherencia. ¿Intento quedar bien escribiendo cosas trascendentes que hagan ver lo listo que soy? ¿Escribo desde el desprecio absoluto al resto de blogs para dejar claro lo auténtico que soy? ¿Me vuelvo un pedante pomposo con largas y narcisistas peroratas acerca de las pelusas de mi ombligo? ¿Vomito mis amarguras y pesares al ciberespacio infinito? ¿Cuelgo contenido pornográfico? Cuantas dudas...

2 comentarios:

El Tio Matt dijo...

No dudes, puedes hacerlo todo :D

Ana dijo...

If we shadows have offended, think but this and all is mended...

Buena suerte en tu andadura como escritor de cuadernos de bitácora.